Blog
ahorro_energia

Consejos realistas para reducir tu factura de la luz, más allá de poner lavadoras a la 1 de la madrugada

Nunca se había hablado tanto del precio de la factura de la luz. El aumento en el coste de la electricidad ha hecho que todos seamos mucho más cautelosos a la hora de controlar nuestro consumo. A ello, se suma que desde el pasado 1 de junio de 2021 entraron en vigor los nuevos tramos horarios, donde el precio de la energía final que consumimos varía en función de la hora que sea.

A los usuarios que tienen contratada la tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), estos tramos horarios se les aplicó por defecto, mientras que si estás en el mercado libre, tu empresa distribuidora ha tenido que informarte sobre cómo te ha afectado el cambio, y si por el contrario te han mantenido tu facturación igual. Si tienes dudas sobre si tienes contratada la tarifa PVPC, puedes consultarlo en tu factura: aquí te enseñamos cómo comprobarlo.

Haciendo un listado, las tarifas actuales que de forma habitual puedes contratar son:

  • Tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor): la antigua tarifa TUR está regulada por el Gobierno y el precio varía cada hora, siendo las horas de menor precio las nocturnas.
  • Tarifa con precio estable: aquellas que mantienen un mismo precio de la electricidad todo el día y todo el año. Los expertos no la recomiendan porque suele ser más cara que las tarifa PVPC; eso sí, evita que te preocupes por lo que pagarás cada mes.
  • Tarifa eléctrica indexada: la electricidad a precio de coste, en la que pagas por la energía el mismo precio que la comercializadora en el mercado mayorista, con un precio cada hora del día. Además, hay que pagar a la comercializadora un gasto de gestión.
  • Tarifa plana de electricidad: se establece un precio mensual realizando una estimación de tu consumo. Se puede fijar un consumo anual máximo que, si se sobrepasa, podría conllevar una penalización.

Con los tramos horarios, adaptarnos de forma realista a este nuevo contexto es importante, tanto desde el punto de vista del ahorro como desde la eficiencia energética.

Así son los tramos horarios de la tarifa eléctrica

Y ahora, una vez que sabemos si nos afecta, ¿cómo son los tramos horarios?

Existen tres tramos horarios que marcan un precio distinto, en función de cuándo se consuma energía.

  • Hora Punta (la más cara): de 10-14 h. y de 18-22 h., de lunes a viernes.
  • Hora Llana o normal (de precio intermedio): de 8-10 h., y de 14-18 h. y de 22-24 h., de lunes a viernes.
  • Hora Valle (la más económica): de 0 a 8 h. los días laborables y las 24 horas de los sábados, domingos y festivos nacionales.

Con todo esto ya apuntado, es el momento de saber qué podemos hacer para aprovechar los tramos horarios con mejores precios. Eso sí, sin volvernos locos. Nada de poner lavadoras a la una de la madrugada.

Sé consciente de los electrodomésticos que más consumen

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) señala que el 55,2% de la energía total que se consume en un hogar procede de los electrodomésticos, así que es importante conocer su consumo.

Entre ellos, los que más consumen son:

  • El frigorífico (30,6%),
  • La televisión (12,2%),
  • La lavadora (11,8%),
  • El horno (8,3%),
  • Los ordenadores (7,4%),
  • El congelador (6,1%), y
  • El lavavajillas (6,1%).

Como no vamos a apagar la nevera en los tramos donde más cara es la electricidad (de lunes a viernes de 10 a 14 horas y de 18 a 22 horas), intentaremos que los consumos sean menores.

Optimiza la carga y temperatura de tus electrodomésticos

En una nevera, utiliza una temperatura en función de la época de año y de lo cargado que esté el electrodoméstico. No pongas una temperatura demasiado alta o baja, lo óptimo: una temperatura interior de 5º C en el frigorífico, y de -18º C en el congelador es suficiente. No conviene que haya fuentes de calor cerca de tu nevera o que esté en un lugar soleado, aumentara su gasto energético.

Otros consejos que puedes seguir son:

  • Cuando no vayas a usar la televisión, no la dejes en standby, apágala.
  • Pon una carga adecuada en tu lavadora (deja un palmo de espacio), lava con programas fríos (30 grados) y aprovecha los fines de semana y las noches para programarla.
  • Usa el lavavajillas a máxima capacidad, con programas cortos o eco si no hay mucha suciedad y limpia los filtros.

Utiliza programadores y planifica para el fin de semana

Aprovecha que el horario más barato incluye todo el fin de semana o las noches, es lógico recomendar siempre que se puede planear que las grandes coladas las realicemos en sábado y domingo. La mayoría de electrodomésticos actuales incorporan esta función de programado, pero si no dispones de la misma, puedes utilizar un reloj programador en el enchufe.

Este tipo de dispositivos se colocan en el enchufe y cuentan con un reloj electrónico en el que configuramos en qué horario queremos que deje pasar la corriente de forma automática. Funciona, como dijéramos, como una especie de regleta, pero con un solo conector.

Estos aparatos son por ejemplo una opción muy buena si en nuestra casa contamos con termo de agua caliente: lo configuramos para que deje pasar la corriente a las 00 horas (cuando comienza el periodo valle), hasta las 8 de la mañana (cuando acaba), y el agua se conservará caliente para las duchas de por la mañana y, a buen seguro, también por si hay alguna ducha por la tarde.

También es un buen momento para quitarle el polvo a los manuales de los electrodomésticos y buscar con qué modo cuenta que ofrezca un consumo menor o activar el ‘modo eco’ en la nevera y otros grandes electrodomésticos.

Ajusta la potencia contratada

Otra opción para ahorrar en la factura de la luz es aprovechar la nueva opción de contar con dos potencias contratadas, una más potente para los horarios de mayor consumo y una menos (y por lo tanto más económica) para los horarios en los que consumas menos.

Desde que se instauraron los nuevos horarios, se permite a los usuarios efectuar dos cambios en la potencia eléctrica sin que la distribuidora nos pueda realizar cargo alguno. Eso sí, estos cambios deben hacerse antes del 31 de mayo de 2022.

De esta forma, los consumidores podremos reducir la potencia contratada en una franja y aumentarla en la otra, con vistas a que se produzca un mayor consumo en el periodo barato (franja valle), y por lo tanto se requiera, a su vez, de una mayor potencia para concentrar el consumo de electricidad en esas horas, adaptando la potencia contratada a las necesidades reales en nuestros hábitos.

Desde EPIU Getafe Hogares Saludables queremos recordarte también que si vives en los barrios de Las Margaritas o La Alhóndiga-Fátima en Getafe está a tu disposición nuestra Oficina de Hogares Saludables, donde te asesoraremos para mejorar tu consumo energético. Puedes reservar tu cita aquí.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp