Blog
aislamiento térmico

¿Cuál es el mejor material de aislamiento térmico para tu hogar?

Uno de los aspectos clave que determinan el confort térmico de una vivienda es su aislamiento térmico. Un buen aislamiento térmico reducirá considerablemente las necesidades energéticas de nuestro hogar, y a menos consumo de energía, menos gasto y también menos emisiones de CO2 a la atmósfera.

Alrededor del 75% del parque inmobiliario europeo es ineficiente desde el punto de vista energético, según datos de la Unión Europea. Otro dato llamativo es que los edificios son los responsables del 40% de la energía que consumimos. ¡Qué diferentes serían estos datos si las viviendas tuvieran una buena envolvente térmica! Especialmente, en un barrio como Getafe, donde alrededor del 52% de su actual parque de viviendas se construyó entre los años 60 y 80, cuando la eficiencia energética no era requisito a la hora de construir.

Por eso, hoy en el blog queremos centrarnos en conocer un poco más sobre los materiales de aislamiento térmico y sus características.

Características de los aislantes térmicos

El aislamiento térmico es un campo en continua evolución. La oferta de materiales aislantes se va ampliando periódicamente con nuevos productos que ofrecen soluciones a las diferentes necesidades constructivas que surgen.

La característica esencial de los materiales aislantes es su conductividad térmica (denominado coeficiente lambda λ). Los materiales que ofrecen una resistencia alta al paso del calor a través de ellos, es decir, que presentan valores pequeños de conductividad térmica (λ), son buenos aislantes térmicos. Así pues, a igual espesor, cuanto más pequeño sea el coeficiente λ, mayor será la capacidad de aislamiento térmico del material.

aislante térmico sintético

Tipos de materiales de aislamiento térmico

Un manera de clasificar los materiales aislantes es según su origen: sintéticos o plásticos, de origen mineral o fibras de origen vegetal y animal.

Aislantes térmicos sintéticos o plásticos

Este tipo de materiales, junto a las fibras de origen mineral, son los de uso más extendido en el mundo de la edificación. ¿Por qué? Por su ligereza, durabilidad, facilidad de colocación y, por supuesto, por su buen comportamiento de aislamiento térmico.

Entre los aislantes sintéticos encontramos:

  • Poliestireno expandido (EPS): comúnmente conocido como porexpán. Es muy ligero pero tiene poca resistencia a la compresión.
  • Poliestireno extruido (XPS): tiene mayor densidad que el EPS y una alta resistencia mecánica.
  • Poliuretano (PUR): se utiliza en forma de espuma rígida con un característico color amarillo. La absorción de agua de este producto es prácticamente nula.
  • Poliisocianato (PIR): es una variante del PUR, con mayor resistencia al fuego y a la temperatura.
  • Polietileno: el reticulado es adecuado para aplicaciones de estanqueidad, como por ejemplo, burletes. El no reticulado es un buen aislante termo-acústico y muy flexible.
  • Planchas de espuma fenólica: son ligeras, duraderas y con buen comportamiento ante el fuego.
  • Policarbonato aislante: es un material muy resistente y con buenas propiedades térmicas.

aislante térmico mineral

Aislantes térmicos de origen mineral

Los materiales de aislamiento térmico de origen mineral se obtienen a partir de materiales naturales como rocas volcánicas, arena o vidrio reciclado.

Como os hemos comentado antes, son de los materiales aislantes más usados junto a los aislantes sintéticos. Algunos ejemplos son:

  • Lanas minerales: se obtienen del entrelazado de filamentos de naturaleza pétrea. Se distinguen en dos subtipos, las lanas de vidrio, que consisten en una mezcla fundida de arena natural, aditivos y vidrio reciclado. Y las lanas de roca, material muy similar a la fibra de vidrio, pero fabricado a partir de roca volcánica.
  • Vidrio celular: se obtiene a partir de la fusión del polvo de vidrio. Destaca por su elevada resistencia a la compresión, su elevada densidad y su incombustión.
  • Arcilla expandida: más conocida como arlita; suele utilizarse en seco para el relleno de cámaras de aire.
  • Perlita expandida: un material inerte a los agentes atmosféricos y al envejecimiento, incombustible, no tóxico, insoluble y no absorbe agua.
  • Vermiculita: idónea como protector contra el fuego, ya que es incombustible y químicamente soporta las altas temperaturas.
  • Hormigón celular: los cerramientos elaborados con este hormigón actúan como barrera contra el calor exterior en verano y evitan la pérdida del calor de calefacción en invierno.
  • Arcilla aislante o «termoarcilla».

aislante térmico vegetal

Materiales de aislamiento térmico de origen vegetal

  • Celulosa: se genera a partir de papel reciclado y, aunque es necesario que se trate con sustancias químicas para evitar el moho y protegerla del fuego, tiene muy buenas propiedades aislantes, tanto térmicas como acústicas.
  • Corcho aglomerado: este material tiene excelentes propiedades, como su resistencia al fuego, su escasa absorción de agua y un buen aislamiento tanto térmico como acústico.
  • Fibras de madera y agrofibras: se generan a partir de virutas de madera reciclada que se prensa y aglomera con resinas, yeso o cemento blanco. Pero algunos productos comerciales son más sostenibles todavía y emplean la paja sobrante de las cosechas agrícolas. Pero si quieres saber más sobre bioconstrucción, te recomendamos que leas esta entra del blog sobre materiales de construcción sostenible para hogares más saludables.

 

Ahora ya conoces un poco más sobre la importancia del aislamiento térmico para conseguir un hogar saludable. Así que, si te estás planteando tanto una nueva construcción como una rehabilitación de tu vivienda, ten en cuenta la gran variedad de opciones que existen en el mundo de la construcción y encuentra el material aislante que más se adapte a las necesidades y características de tu vivienda. En EPIU Getafe – Hogares Saludables es un factor que tendremos muy en cuenta a la hora de realizar las rehabilitaciones de algunos edificios del municipio para mejorar su eficiencia y reducir la vulnerabilidad energética.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp