Blog
agenda 2030

Pobreza energética en la Agenda 2030

Cada vez oímos hablar más de la Agenda 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Pero, ¿en qué consisten exactamente y cuál es su relación con la lucha contra la pobreza energética?

Agenda 2030

La Agenda 2030 consiste en una hoja de ruta para alcanzar el desarrollo sostenible que involucra a toda la comunidad internacional, entidades públicas, entidades privadas y gobiernos nacionales, regionales y municipales. La Agenda 2030 está estructurada en diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)  y cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años.

¿Te suenan los Objetivos del Milenio?

En 2020, la ONU se marcó ocho objetivos centrados en combatir la pobreza en países en vías de desarrollo -los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)– . Estos objetivos tenían una vigencia de 15 años. Así que en 2015, se actualizaron y negociaron nuevos objetivos. Entre los cambios, se incluyeron las consultas a actores sociales, investigadores y ciudadanía, además de un nuevo enfoque que combinaba la erradicación de la pobreza con el compromiso con el medio ambiente en todos los territorios -no solo en los países en vías de desarrollo-. Es decir, los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS- son la secuela de los Objetivos del Milenio – ODM-. Una nueva hoja de ruta se firmó en 2015 por los estados miembros de la ONU.

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son diecisiete, se desglosan en 169 metas concretas y se cuantifican a través de 232 indicadores. Están interrelacionados entre sí e incorporan desafíos globales como la pobreza, la salud, el clima, las comunidades sostenibles o la justicia. Es decir, cuando hablamos de pobreza energética no se trabaja desde un solo ODS, sino de la combinación de varios de ellos.

Te damos una pincelada de cada uno de ellos y su relación con la lucha contra la pobreza energética.

objetivos desarrollo sostenible

ODS1: Poner fin a la pobreza

Unos 783 millones de personas viven por debajo del umbral de pobreza internacional, con 1,90 dólares diarios. En España, 12,3 millones personas -un 26,1% de la población- se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, según el Informe AROPE de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social de España. La pobreza tiene múltiples caras, y la pobreza energética es solo una de ellas. Frente a estos datos, hay que seguir trabajando, día a día, para erradicarla de la sociedad.

ODS2: Hambre y seguridad alimentaria

En la actualidad, una de cada nueve personas en el mundo está subalimentada. En algunos casos, la pobreza energética permanece oculta porque no existen impagos, y esto se debe, en muchas ocasiones, a que las familias destinan sus ingresos al pago de facturas energéticas, a costa de reducir el gasto en productos básicos como puede ser la alimentación.

ODS3: Salud

Garantizar una vida sana y promover el bienestar de las personas es importante para un auténtico desarrollo sostenible. La pobreza energética tiene un efecto directo en la salud. Vivir en una vivienda con temperaturas inadecuadas en invierno, o con moho y humedades, influye directamente en la salud de quienes la habitan.

ODS4: Educación

La educación es la clave para mejorar las oportunidades laborales y salir del círculo de pobreza. En este momento, en el que la Transición Energética está avanzando a grandes pasos, desde EPIU Getafe-Hogares Saludables apostamos por la formación para el cambio, como os comentamos en el post anterior. Una formación enfocada a las energías renovables, la construcción sostenible y la eficiencia energética.

ODS5: Igualdad de género

Las mujeres no solo son las más afectadas por esta pandemia, sino que también son la columna vertebral de la recuperación en las comunidades. En relación con la pobreza energética, hay diversos estudios que indican que, una vez más, son ellas las más afectadas. La pobreza energética tiene rostro de mujer.

Los escasos avances en materia de igualdad de género y derechos de las mujeres conseguidos a lo largo de las décadas están en peligro de retroceso como consecuencia de la pandemia de la Covid-19.

António Guterres, secretario general de la ONU.

ODS6: Agua limpia y saneamiento

El objetivo a lograr en 2030 es conseguir el acceso universal y equitativo al agua potable, a un precio asequible, para todos y todas, porque aún, hoy en día, 3 de cada 10 personas carecen de acceso a servicios de agua potable seguros, y 6 de cada 10, carecen de acceso a instalaciones de saneamiento gestionadas de forma segura.

ODS7: Energía asequible y no contaminante

El acceso a la electricidad en los países empobrecidos ha comenzado a acelerarse, la eficiencia energética mejora gracias a los nuevos materiales y soluciones que existen en el mercado de la construcción sostenible y la energía renovable está logrando gran relevancia en el sector eléctrico. Además, cada vez existen más tecnologías alternativas para un desarrollo sostenible que facilitan la lucha contra la pobreza energética, como son las cocinas solares, lámparas Móser o las lámparas solares Glowstar.

Sin duda, el ODS7 es el objetivo que más impacto tiene en la lucha contra la pobreza energética. Conseguir el acceso de todos los hogares a energía no contaminante y, sobre todo, a un precio asequible para las familias, es el gran reto que tenemos por delante.

energía renovable

ODS8: Trabajo decente y crecimiento económico

La pandemia de la Covid-19 ha provocado una recesión histórica con niveles récord de desempleo. Sin duda, esta época marcará un antes y un después en el panorama económico mundial. Para salir de esta crisis no debemos perder de vista el objetivo de hacerlo de una manera inclusiva, sostenible e igualitaria. Y el sector energético y la construcción, bajo parámetros de sostenibilidad, pueden marcar la diferencia en España.

ODS9: Industria, innovación e infraestructura

La infraestructura básica, como las carreteras, las tecnologías de la información y la comunicación, el saneamiento, la energía eléctrica y el agua, sigue siendo escasa en muchos países en desarrollo. En España, el crecimiento económico deberá ir de la mano de la industrialización sostenible e inclusiva, así como de una innovación e infraestructuras que puedan impulsar una economía competitiva que genere empleos de calidad.

ODS10: Reducción de las desigualdades

Las desigualdades existen. La pandemia ha visibilizado que, aunque algunas problemáticas afectan a toda la población, las consecuencias no son iguales para todas las personas. Con la pobreza energética pasa lo mismo. La pobreza energética hace más vulnerables a los vulnerables. Las dificultades se acumulan en hogares que ya viven al límite.

ODS11: Ciudades y comunidades sostenibles

La mitad de la humanidad, es decir, 3.500 millones de personas, vive hoy en día en las ciudades, y se prevé que esta cifra aumentará a 5.000 millones para el año 2030. Las problemáticas en las urbes se acumulan, y es ahí donde más pobreza energética encontramos y también donde más soluciones se pueden implementar. En EPIU Getafe- Hogares Saludables se pretende actuar en tres ámbitos: vivienda, edificio y barrio. Porque los problemas comunitarios, necesitan de la comunidad para ser resueltos. No habrá ciudades o comunidades sostenibles sin la implicación de los ayuntamientos, asociaciones vecinales o entidades locales.

ODS12: Producción y consumo responsables

Nuestro estilo de consumo y producción tiene un gran impacto en el planeta. Los recursos cada vez son más limitados y hay que apostar por un cambio de hábitos y un consumo más responsable. A nivel energético, es importante incidir en campañas de ahorro de energía dirigidas a la ciudadanía, así como apoyar el desarrollo de comunidades energéticas locales que pongan al consumidor en el centro.

Si la población mundial llegase a alcanzar los 9.600 millones en 2050, se necesitaría el equivalente de casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales precisos para mantener el estilo de vida actual.

ODS13: Acción por el clima

El cambio climático está alterando las economías nacionales y afectando a la vida de las personas. Los fenómenos meteorológico son cada vez más extremos y el nivel del mar está subiendo. Los niveles de dióxido de carbono (CO2) y de otros gases de efecto invernadero en la atmósfera aumentaron hasta niveles récord en 2019. En los ámbitos europeo y nacional se están dando grandes pasos para cambiar los modelos de producción y consumo hacia otros más sostenibles -rehabilitación energética, movilidad sostenible, energías renovables-, pero no son suficientes. Tomar medidas urgentes para abordar la emergencia climática ya no es una opción. De ello depende salvar los medios de vida de millones de familias.

CLIMA CONTAMINACIÓN

ODS14: Vida submarina

La biodiversidad marina es vital para la salud de las personas y de nuestro planeta. Las áreas marinas protegidas se deben gestionar de manera efectiva, al igual que sus recursos, y se deben poner en marcha reglamentos que reduzcan la sobrepesca, la contaminación marina y la acidificación de los océanos.

ODS15: Vida de ecosistemas terrestres

Al igual que los ecosistemas marinos, los ecosistemas terrestres son de vital importancia para mantener el equilibrio en el planeta. Paralelamente a la Agenda 2030, las Naciones Unidas han declarado la Década para la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030), con el objetivo de prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas de todo el mundo.

ODS16: Paz y justicia

El estado de derecho y el desarrollo tienen una interrelación significativa y se refuerzan mutuamente, por lo que es esencial para el desarrollo sostenible internacional. En 2018, el número de personas que huyeron de las guerras y los conflictos superó los 70 millones, la cifra más alta registrada por ACNUR (Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) en casi 70 años. Las personas que huyen están en una situación de vulnerabilidad extrema, tanto en su país de origen -por eso huyen- como en su país de acogida, y es necesario acogerles con un enfoque integral e inclusivo para que formen parte de la comunidad y su desarrollo, evitando crear bolsas de pobreza.

ODS17: Alianzas para lograr los Objetivos

Todas estas metas y objetivos solo serán posibles con el compromiso de administraciones, entidades públicas, privadas y ciudadanía. Es esencial la creación y fortalecimiento de alianzas para hacer frente a todos los retos sociales, ambientales y económicos que tiene por delante la Humanidad.

La pobreza energética y la creación de hogares saludables necesita resolverse con un enfoque integral, ya que están implicadas muchas y diferentes áreas, por ejemplo: energía, desigualdad social, igualdad de género, emergencia climática, empleo verde o consumo responsable. Trabajar conjuntamente desde la comunidad hacia las personas, y desde las personas hacia la comunidad.

En EPIU Getafe- Hogares Saludables somos conscientes de la necesidad de la implicación y el compromiso de los diferentes sectores para hacer frente a la lucha contra la pobreza energética oculta en el municipio de Getafe, por eso contamos con 9 socios y varias entidades colaboradoras, que van desde la Administración municipal, universidades, fundaciones, empresas públicas y privadas y asociaciones, entre otras.

Solo desde el trabajo colaborativo e integral se resolverán los grandes retos comunitarios.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp